Hoy os traemos una entrada dedicada al mantenimiento de nuestra bicicleta. Con pequeños gestos podemos hacer que el ajustar nuestra bicicleta sea barato y divertido ¿No lo crees? Sigue con nosotros y lo descubrirás. Hoy tratamos el cambio de zapatas en un freno V-Brake.

Esta tarea la catalogaremos de fácil, solo necesitamos un juego de llaves hexagonales y un destornillador, o una multillave como podría ser nuestra Multitool 100. Vamos con los pasos a seguir para un correcto cambio de zapatas.

Paso 1: Liberar el puente. Esta operación es la más sencilla de todas. Simplemente apretamos con una mano las dos partes móviles del freno para eliminar la tensión en el cable, y retiramos el codo del V-Brake. Es exactamente la misma operación que realizamos para soltar el freno cuando queremos quitar la rueda.

Paso 2: Retirar las zapatas. Con la llave hexagonal, accedemos lateralmente a su tornillo. Aflojamos esta pequeña tuerca y ya tenemos la zapata retirada.

¡¡¡Atención!!! La zapata contiene una serie de arandelas, cuidado al retirarla, pueden caer al suelo.

Paso 3: Colocar zapatas nuevas. Insertar las nuevas zapatas, presionar el puente contra la llanta para que la zapata quede alineada correctamente. De esta manera evitaremos que la zapata roce contra el neumático. Durante el paso del montaje, observaremos que existen dos pares de arandelas, un par cóncavo y otro convexo. Estas arandelas nos ayudarán en la correcta colocación de la zapata, pero es vital su correcta colocación.  Las partes semiesféricas han de estar en contacto la una con la otra. Como consejo, os recomiendo que os fijéis bien del orden antes de colocarlas.

Paso 4: Ajustar tensión del cable. Las zapatas antiguas estaban desgastadas, y muy posiblemente hayamos ajustado el tensor de la maneta para ir regulando la tensión del cable para tener el mismo tacto continuamente, ahora lo que haremos es la operación contraria, destensar un poco el cable para que la maneta no esté tan dura.

Por último os dejo con unos consejos que nos ha recordado uno de nuestros seguidores. A la hora de colocar la zapata, esta tiene que quedar perfectamente alineada con la circunferencia de la llanta, es decir, que no quede doblada pudiendo rozar en el neumático. Con ello maximizamos la superficie de contacto y garantizamos una frenada optima. Otro punto a tener en cuenta es que toda la superficie de la zapata toque en la pista de frenado, ya que muchas veces colocamos las zapatas y solo toca la parte delantera o trasera de la misma. Si las dejamos en este punto, las tenemos mal colocadas. Una buena manera de alinear las zapatas es, con el puente liberado, empujarlo con la mano hasta que la zapata haga contacto con la pista de frenado. Aquí podemos alinearla perfectamente, apretamos un poco y después terminamos de apretar. Una vez tenemos nuestras zapatas colocadas y alineadas, es posible que tengamos que modificar la tensión del cable de freno, y equilibrar el puente a través de los tornillos que encontramos en la base del puente. Si apretamos ese tornillo, el puente de freno se desplazará hacia el lado en el que esté ubicado el tornillo, si lo aflojamos, se mueve en sentido contrario, jugando con estos tornillos equilibramos el puente. Muchas gracias a Ramón Rodríguez por el recordatorio.

Pues con estos sencillos paso ya tenemos cambiadas las manetas de nuestros frenos V-Brakes. Como consejo, os puedo indicar que le hagáis una foto a las zapatas viejas antes de colocar las nuevas, de esta manera podremos fijarnos del orden de las arandelas, por si tenemos algún despiste.

Si tenéis alguna duda sobre este procedimiento podéis consultarnos a través de los comentarios del blog. Me despido hasta la próxima entrada, ¡¡¡nos vemos pedaleando!!!