Las consecuencias de un neumático desgastado pueden ser más o menos importantes. Desde la pérdida de adherencia hasta la caída, pasando por un pinchazo. Para evitar cualquier riesgo, sustituye tus neumáticos de MTB cuando estén desgastados. Aquí tienes algunas indicaciones que te ayudarán a saber cuándo tu neumático se ha desgastado.

Y si a parte de determinar el desgaste quieres convertirte en un experto en neumáticos, consulta este artículo.

¿Por qué un neumático se desgasta con tanta rapidez?

No todos los neumáticos de MTB resisten por igual, depende de los fabricantes y de la calidad del mismo. La vida útil también depende de tu práctica y de las condiciones a las cuales sometes tus neumáticos.

neumáticos de mtb-ciclismo

Problemas relacionados con el inflado de las ruedas

La vida útil se acorta a causa de un inflado inadecuado. Tus ruedas pierden presión con el paso de los días, es normal… No te olvides de inflar los neumáticos con regularidad para mantenerlos en buen estado.

Unos neumáticos de MTB poco inflados se deforman, envejecen antes y aparecen grietas en los laterales.

Eso es sólo el principio, porque toda la estructura del neumático se vuelve frágil. Continuará desgastándose e incluso puede llegar a desgarrarse.

Otros factores de desgaste de un neumático

Existen muchos otros factores que también intervienen en el desgaste de los neumáticos de MTB:

  • El peso total de la bicicleta. Cuanto más pesa la bicicleta, el usuario y el material que transporta, más se desgastan. Además, la fuerza que deben soportar es mayor.
  • La temperatura exterior. La temperatura influye en el desgaste. Si la temperatura es muy elevada, la goma se desgasta con rapidez.
  • El estado del terreno. En carretera, en la ciudad, en la montaña o en el bosque: cuanto más irregular es el terreno, más se desgastan.
  • Tu conducción. Una conducción agresiva reduce la vida útil. Es por eso que los derrapes los dañan.
neumáticos de mtb-ciclismo

Determinar el desgaste de la banda de rodadura de un neumático

La banda de rodadura es la parte que está en contacto permanente con el suelo. Por ello, es normal que se desgaste con más rapidez que los laterales.

Para saber si la banda de rodadura está desgastada, comprueba la parte central.

Desgaste de un neumático de BTT

Los neumáticos de bicicleta de montaña (https://www.decathlon.es/C-1020933-bicis-de-montana) llevan tacos para mantener la adherencia y la motricidad en los tramos técnicos o con barro.

Los tacos de la parte central de la banda de rodadura se desgastan con más rapidez que los de los laterales.

Tu forma de conducción cambia de forma inconsciente a medida que aumenta el desgaste de la goma. La vida de tus neumáticos puede estar llegando a su fin si sufres derrapes o pérdidas de adherencia inesperadas.

Nuestro consejo: cuando los tacos de la banda de rodadura se reducen una quinta parte de su talla original, es el momento de cambiar los neumáticos.

neumáticos de mtb-ciclismo

Desgaste de un neumático de carretera

Si aparece el refuerzo antipinchazos (se observa un cambio de color de la banda de rodadura), significa que debes sustituir el neumático de carretera.

Varios indicadores de un posible desgaste deben ponerte en alerta, siempre en función de las marcas y de las condiciones a las que los expones.

  • Si ves que la banda de rodadura se empieza a aplanar, es el momento de cambiarlo.
  • Si observas algunas grietas, microfisuras o la superficie deshilachada o muy desgastada, sustituye los neumáticos.

Para terminar, si practicas en un home trainer para mantenerte en forma, utiliza una rueda trasera especial. De lo contrario, en pocas horas de práctica la habrás desgastado.

neumáticos de mtb-ciclismo

Determinar el desgaste de los flancos de un neumático

Algunos fabricantes colocan un testigo de desgaste en los laterales de los neumáticos: cuando éste desaparece significa que llegó el momento de cambiar tu neumático desgastado.

Observar los flancos de los neumáticos te permite detectar un desgaste anormal. Hazlo minuciosamente y con regularidad, busca posibles cortes o deformaciones.

Busca posibles grietas, deformaciones anormales o agujeros en los flancos de los neumáticos. Si encuentras algo significa que tu neumático se ha vuelto frágil y que debes sustituirlo de inmediato.

Nuestro consejo: Comprueba la presión de los neumáticos por lo menos una vez al mes y mantenlos con la presión adecuada. Y antes de cada salida haz una comprobación rápida y sencilla.

La vida útil de un neumático puede variar de 2.000 a 10.000 km: La diferencia reside en función de cuál sea tu práctica y de la calidad del neumático. Si estás pensando en cambiar de neumático, consulta este artículo sobre cómo escoger una cubierta de MTB.

Por una práctica segura, comprueba con regularidad el desgaste de tus neumáticos. Y tú, ¿con qué frecuencia compruebas tus neumáticos de MTB?