Hace unos días os dábamos las nociones básicas para realizar las operaciones básicas para arreglar un pinchazo, hoy os ayudamos a evitarlos o minimizarlos.

Si hay algún problema “mecánico” de la bici que te puede preocupar o condicionar a la hora de salir a rodar son los pinchazos, en esta entrada intentaré resumir todos los sistemas posibles que existen para evitarlos y repararlos. Sigue con nosotros para conocerlos.

BICI DE CARRETERA

En carretera es raro pinchar, aunque si circulas por ciudad, o por algunas carreteras o arcenes en mal estado (sobre todo en verano) puedes llegar a pinchar habitualmente.

En primer lugar, es muy importante llevar una presión adecuada en tus neumáticos, en carretera se lleva una presión bastante elevada y no siempre es fácil llegar a dicha presión con una bomba de mano o un compresor, te recomendaría tener siempre en casa una bomba de pie, como por ejemplo la FLP500 o la FLP7000, e hinchar las ruedas antes de cada salida, ya que con el tiempo van perdiendo presión.

Si este hinchador tiene manómetro mucho mejor, así podrás saber qué presión tienen exactamente tus neumáticos, ya que el fabricante siempre va a indicar en un lateral del neumático la presión mínima y máxima que debes llevar.

En segundo lugar es muy importante el estado de los neumáticos, comprueba que no estén agrietadas ni gastadas por la banda de rodadura, cosa que provocaría más facilidad a los pinchazos y además puede ser peligroso por la pérdida de agarre, existen diferentes calidades de neumáticos y distintos dibujos según su uso.

Cuanto más lisas menos agarre tendrán y más rápido circularemos en recta, cuanto más dibujo más agarre y seguridad. Las primeras las recomendaríamos para verano o lugares con tiempo seco, las segundas para invierno y lugares con tiempo húmedo o con carreteras en mal estado.

Si aún así quieres evitar pinchazos lo mejor que puedes hacer es poner una cámara antipinchazos, esta lleva un líquido protector en su interior que en el caso de pinchar taparía el agujero y podrías seguir circulando sin problema, en la gran mayoría de casos no se da uno ni cuenta de que ha pinchado.

En caso de que aun así pinches porque el pinchazo es muy grande o algún reventón por cristal o algo parecido lo más fácil y seguro es cambiar la cámara, es un ejercicio muy sencillo y en 3 o 4 minutos estarás circulando de nuevo.

Si no has puesto cámara antipinchazos y has sufrido uno también tienes otra posibilidad antes de cambiar cámara. Una espuma reparadora, la meteremos a través de la válvula, ésta espuma actuará haciendo un tapón en el pinchazo, esta solución dura solamente 8 horas, así que en casa tendrás que cambiar la cámara de todas formas, ¡pero al menos te saca de un apuro!

PD: ¡Este invento te servirá también en montaña o ciudad!

ciclismo-pinchazos-reparacion-decathlon

BICI DE MONTAÑA

En este caso es mucho más fácil pinchar ya que el terreno por el que te vas a mover es más “sucio”, y al haber más objetos, baches y otros obstáculos que nos pone la naturaleza tendrás más posibilidades de pinchar o tener un reventón.

Lo primero de todo igual que en carretera es comprobar que tus neumáticos están a la presión indicada y en un buen estado, ya que una mala presión o unos neumáticos gastados en exceso te pueden llevar a una caída además de al pinchazo y puede ser peligroso.

En caso de sistema de inflado y antipinchazo tienes diferentes opciones:

  • Las cámaras anti pinchazos: su funcionamiento es el mismo que en carretera y teniendo en buen estado los neumáticos te puedo asegurar que ningún cardo te fastidiará tu salida. Se montan igual que una cámara normal y su precio no es mucho más elevado.
  • Bandas antipinchazo: este producto se monta entre la cámara y el neumático, es una banda protectora añadida que hace más difícil llegar al pincho en cuestión a tu cámara, si la combinas con cámara antipinchazos puede que tengas un sistema infalible.
  • Ruedas tubeless: este sistema no usa cámara, funciona igual que las ruedas de un coche, la llanta viene preparada para que no se filtre aire por sus juntas y montando un neumático también tubeless no tendrás problemas. Dentro del neumático se inserta un líquido protector que taparía cualquier fuga que pudiera tener nuestro neumático.

Este sistema es más complejo de montar y más caro pero te puedo asegurar que es el más fiable, el único mantenimiento que necesitan es cambiar el líquido cada 6 meses aproximadamente. Este sistema es más ligero, no muerde la cámara interior (porque no existe) y las cubiertas tubeless son más duras que las normales.

Es importante que tanto llantas como neumáticos estén preparados para montar tubeless, si la llanta no lo es, encontrarás kits para poder hacerlo con un fondo de llanta específico.

Como puedes ver hay muchísimos sistemas para evitar los pinchazos de la mejor manera, si aún así tienes dudas te invito a que te vengas a tu tienda más cercana y tus vendedores y técnicos de taller te ayudarán seguro.

Hasta aquí la entrada de hoy, si quieres recibir consejos como los que os hemos dado hoy no te olvides suscribirte.