Contaminación, ruido, atascos, falta de aparcamiento… Estos y un sinfín de problemas más los sufrimos los habitantes de las ciudades españolas a diario, lugares en los que dominan unos monstruos mecánicos, traga gasolina, unas máquinas, aunque cómodas, a todas luces ineficientes. Tengo que destacar que un automóvil “desperdicia” entre un 60/70 % de la energía suministrada, despreciando la resistencia aerodinámica y resistencia a la rodadura ¿Qué quiere decir esto? Que de cada euro que gastamos en desplazar nuestro coche, solo se invierten en movimiento menos de 40 céntimos de euro ¿estáis dispuestos a seguir desperdiciando dinero en trayectos cortos?

Hace años, por no decir décadas, en el resto de Europa se dieron cuenta que existe un aparato equipado con dos ruedas, y propulsado a través de nuestros músculos, silencioso y tremendamente efectivo, que además proporciona numerosos beneficios saludables al pasajero. Estos extraños medios de transporte comenzaron a ganar terreno a esos engendros despilfarradores. Este aparato se conoce como BICICLETA.

En los últimos tiempos, en España, el uso de la bicicleta se ha democratizado, ya no sólo la usan los deportistas de élite, sino que cada día son más los usuarios que aparcan el coche y se pasan a la bici en sus quehaceres diarios, pero no todo el mundo reúne las condiciones físicas necesarias o simplemente no le apetece exprimirse en demasía en sus desplazamiento diarios, y necesitan un empujoncito, aquí es donde nacen las bicicletas de pedaleo asistido, más conocidas como bicicletas eléctricas.

bicicleta eléctrica por ciudad

En principio vamos a conocer las particularidades de este tipo de bicicletas. Una bicicleta eléctrica es una bicicleta la cual lleva incorporado un motor auxiliar, de tal manera que este no pueda funcionar de manera autónoma. La definición de bicicleta eléctrica que recoge el RD 2822/1998 Anexo II es la siguiente:

Bicicleta que utiliza un motor, con potencia no superior a 0,5 kw como ayuda al esfuerzo muscular del conductor. Dicho motor deberá detenerse cuando se dé cualquiera de los siguientes supuestos:

– El conductor deja de pedalear

– La velocidad supera los 25 km/h.

A esto hay que añadirle una corrección que se introduce en la Directiva 2002/24/CE:

Las bicicletas con pedaleo asistido, equipadas con un motor eléctrico auxiliar, de potencia nominal continua máxima de 0,25 kilovatios, cuya potencia disminuya progresivamente y que finalmente se interrumpa cuando la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h, o antes si el ciclista deja de pedalear.

¿En que nos queda esto? Pues sencillo, para que nuestra bici cumpla con la normativa y pueda circular por vías públicas, tiene que equipar un motor de una potencia máxima de 250 W, no puede disponer de acelerador o cualquier otro método para que el motor funcione de manera autónoma, es decir, sin darle a los pedales y que el motor deje de actuar al alcanzar los 25 km/h o se deje de dar pedales. Si tu bici eléctrica no cumple con estos requisitos, no es apta para circular por vías públicas, pudiendo acarrear sanciones administrativas e inmovilización del vehículo.

¿Y cómo se consigue que se desconecte el motor? La limitación de la velocidad es sencilla, ya que la bicicleta dispone de un tacómetro o cuentakilómetros que manda una señal al motor en cuanto la velocidad del vehículo supera los 25 km/h. Para detectar que dejamos de pedalear la bici dispone de un sensor de cadencia alojado en el pedalier, que de la misma forma que el cuentakilómetros, emite una señal cuando dejamos de dar pedales. Además de estos sistemas, todas las bicicletas B’TWIN equipan otros sensores en las manetas de freno, para evitar que el motor siga empujando en caso de querer frenar el vehículo. Como hemos visto anteriormente, el motor auxiliar encargado de ayudarnos a pedalear es un motor eléctrico, de una potencia máxima de 250 W. Este motor es del tipo brushless, o sin escobillas, lo que nos garantiza una mayor fiabilidad y durabilidad del mismo. En cuanto a la batería, normalmente, son de litio, y nos deben de proporcionar un mínimo de 20 km de autonomía.

vae elops 700 e[8300082]tci_scene_020.jpg[-1_-1xoxar]

Cabe destacar que para la compra de estos vehículos puede recibirse una subvención, como por ejemplo el Plan PRIMA AIRE, en caso de estar disponible, abaratando sustancialmente los coste de adquisición de este tipo de bicicletas.

Espero que os haya aclarado un poco sobre el tema de las bicicletas eléctricas, ya que muchas dicen que lo son, y podemos tener problemas legales por su utilización. Nos vemos en la próxima entrada.

Fuente: http://noticias.juridicas.com/